Tipos de procesadores de audio

Categorías de procesadores de audio

En esta ocasión hablaremos sobre los diferentes procesadores de audio que podemos encontrar. Los procesadores de audio son sistemas que nos permiten manipular la señal de audio de diversas formas.


Anteriormente esto se hacía a través de equipos físicos (hardware) que debíamos conectar en nuestro sistema de sonido. Actualmente es más común que estos procesadores sean programas (plugins) que están instalados en nuestra consola o DAW. También es común que podamos descargar e instalar estos plugins ya sea en formato VST, AU, AAX, LADSPA, entre otros.

Los procesadores de audio pueden ser categorizados según el tipo de procesamiento que realizan. En este sentido, tenemos procesadores:
  • De frecuencia o espectrales
  • De dinámica o dinámicos
  • De tiempo
  • De modulación
  • De tono o pitch
  • Armónicos

Procesadores de frecuencia

A esta categoría pertenecen los primeros procesadores en existencia, ya que en aquí se encuentran los filtros y los ecualizadores. En los inicios del audio, los primeros equipos utilizaron circuitos analógicos para filtrar frecuencias. Más adelante, nuevos circuitos permitieron también atenuar o incrementar la señal en ciertas frecuencias. Es aquí cuando nacen los ecualizadores. 

Espectro visto en un analizador

Este tipo de procesadores modifican el espectro de frecuencias de la señal. En términos sencillos podemos decir que alteran su timbre, haciéndolo más brillante, opaco, grave, definido, etc. En realidad, la terminología usada para describir estas características del sonido es bastante subjetiva y ¡muchas veces difícil de entender! 

Por este motivo, estos procesadores utilizan terminologías más objetivas, como los Hertz (Hz), que son la unidad de medida de la frecuencia.


Procesadores de dinámica

La dinámica de una señal se refiere a las variaciones de amplitud que tiene. En otras palabras, qué tanto varía su volumen. Los sonidos que tienen muchos cambios de volumen tienen más dinámica o rango dinámico. Los sonidos que mantienen un volumen más constante tienen menor rango dinámico.

Señal de audio con amplio rango dinámico

Los principales procesadores que manejan la dinámica son:
  • Compresor
  • Limitador
  • Expansor
  • Compuerta
El compresor y el limitador reducen el rango dinámico de las señales y permiten así controlar mejor los volúmenes de ciertos sonidos. Por ejemplo, una voz que varía demasiado su volumen puede ser comprimida para tener una señal más constante. El limitador también nos sirve para evitar que una señal rebase cierto nivel. Por ejemplo, limitar una señal para no saturar algún equipo.

El expansor y la compuerta o gate hacen lo opuesto. Estos expanden el rango dinámico. Por ejemplo, se puede usar un expansor para darle mayor dinámica a alguna señal sintetizada o que no tenga mucha "vida". Otro ejemplo, la compuerta es muy util para silenciar el ruido de fondo de algún micrófono, de modo que no se escuche nada cuando nadie lo use y se vuelva a abrir el canal cuando alguien empiece a usarlo.

Procesadores de tiempo

Estos procesadores se basan en repeticiones de la señal original pero a diferentes tiempos. De esta forma se obtienen efectos clásicos importantes como son el eco y la reverberación. Aquí puedes leer mi artículo sobre la diferencia entre estos fenómenos.

Catedral con mucha reverberación

El procesador de tiempo básico es una unidad de retardo o delay. Con el uso de delays se pueden obtener una gran cantidad de efectos, como el eco rápido, el delay ping-pong, reverberadores, etc. Los delays también son muy importantes para alinear sistemas de sonido, pues permiten enfasar sistemas de altavoces y, con ello, mejorar la calidad sonora.

En el caso de la reverberación, hay muchos tipos de procesadores. Tipo sala (hall), habitación (room), placa (plate), resorte (spring), etc. También existen tecnologías modernas que aprovechan el poder de cómputo actual para crear reverberaciones muy realistas, como la reverberación por convolución.


Procesadores de modulación

Estos son procesadores en los que una señal básica controla algún parámetro de nuestra señal de audio. La señal de control suele ser generada por un Oscilador de Baja Frecuencia (LFO). Esta señal de control puede aplicarse para controlar el volumen, la frecuencia, el tono y diversos parámetros de manera "automática".

Modulación de amplitud (AM)

El resultado de este control o modulación es una gran cantidad de efectos como:
  • Trémolo
  • Vibrato
  • Chorus
  • Flanger
  • Phaser
  • Auto-pan
Muchos procesadores de efectos incluyen esta categoría entre sus opciones. Los procesadores de modulación permiten generar sonidos diferentes, interesantes o totalmente extraños, partiendo de sonidos comunes. Por ello son muy importantes para el desarrollo de sonidos originales.

Procesadores de tono

En esta categoría encontramos los procesadores que son capaces de cambiar la altura o pitch de los sonidos. Esto es, los pueden hacer sonar más grave o más agudo. Por ejemplo, si un sonido es la nota C originalmente, la podemos transportar a C#, D, etc.

Por este motivo, este tipo de procesadores es muy útil para afinar o crear múltiples voces a partir de una sola. Entre los procesadores más populares en los últimos años están Auto-Tune y Melodyne, aunque existen muchas otras opciones en el mercado.

Los procesadores de tono son básicos en la producción vocal contemporánea

También pertenecen a esta categoría los pitch-shifters, que justamente nos permiten cambiar la altura de los sonidos y crear efectos especiales con sonidos extremadamente graves o agudos.

Procesadores de armónicos

Estos procesadores se basan en la generación de armónicos para la creación de algún efecto. Entre los más famosos están los distorsionadores, que típicamente eran pedales que usaban los guitarristas de rock. En la actualidad hay una gran variedad de distorsionadores en forma de hardware y de software, que incluso funcionan desde un teléfono inteligente. Su aplicación se ha extendido a otros instrumentos y géneros musicales.

Pedales para guitarra

En esta categoría tenemos también a los excitadores y enhancers, que generan armónicos de una manera más sutil, pero que permiten crear un brillo y claridad en los sonidos que no es posible obtener con un ecualizador. 

Conclusión

Faltarían otros procesadores que pueden ser más difíciles de catalogar. Sin embargo, conocer las categorías principales nos permite tener una mejor idea de lo que podemos hacer con nuestro sonido, ya sea para mejorarlo o para cambiarlo radicalmente de una manera creativa.

Si quieres aprender a usar procesadores de audio de una manera práctica y sencilla, te invito a que tomes mi curso en línea. Es un curso completo que te permitirá avanzar en tu camino como músico, productor o ingeniero de sonido. 

Curso online de Procesadores de Efectos

Efectos y procesadores de audio

Más información aquí



Comentarios

Artículos Populares