La absorción del sonido (parte 2)

Aplicaciones de la absorción


En nuestro artículo anterior definimos la absorción del sonido y del coeficiente que se usa para medirse. En esta ocasión explicaremos las aplicaciones de este importante parámetro acústico.  

Acondicionamiento acústico

El coeficiente de absorción nos da una idea de qué porcentaje del sonido es absorbido por cierto material. Entre más grande sea este número, mayor será la absorción de dicho material. Como vemos en la tabla, el coeficiente cambia a distintas frecuencias. Algunos materiales absorben más los agudos que los graves y viceversa. También podemos encontrar materiales que prácticamente no absorben sonido, como es el caso del hormigón o concreto pintado.

Fig. 1. Coeficientes de absorción. (proaudio.web.es)

Esto significa que si nosotros estamos en una habitación vacía con paredes, techo y piso de concreto, prácticamente toda la energía sonora que se produzca se reflejará una y otra vez. Algo similar a lanzar fuertemente muchas pelotas de tenis en todas direcciones. Esto producirá en ese lugar un tiempo de reverberación muy largo. Este tiempo de reverberación también dependerá del volumen o tamaño del recinto; a mayor volumen (dimensiones), mayor tiempo de reverberación.


Fig. 2. Estudio con paneles de absorción.

Un lugar con estas características puede ser adecuado o no acústicamente, esto dependerá del uso que queramos darle al recinto. Por ejemplo, si tocamos una flauta en un lugar así, posiblemente nos agrade el sonido resultante, pues la reverberación suele beneficiar el sonido de instrumentos acústicos. Por otro lado, si ponemos un altavoz en ese recinto para escuchar música o a alguien hablando por un micrófono, seguramente nos desagradará el resultado, porque esa cantidad de reverberación evitará que escuchemos con claridad. Una posible solución sería acondicionar el recinto con material acústico absorbente.

Existen diversos productos de distintas marcas y diseños para este propósito, como las espumas de poliuretano o algún otro material. La gran ventaja de estos materiales es que tienen coeficientes de absorción muy altos, por lo que permiten controlar el tiempo de reverberación según las necesidades y tamaño del recinto. La cantidad de material y su distribución es un tema en el que se sugiere la ayuda de un consultor acústico.

Para aclarar estos conceptos aquí dejo esta pequeña aplicación que permite estimar el tiempo de reverberación de un cuarto en función de su tamaño y algunos materiales.


Coeficiente de Reducción de Ruido (NRC)

En muchos productos o materiales acústicos sucede que, en vez de mostrar una tabla con los coeficientes de absorción a distintas frecuencias, el fabricante solo nos indica un número llamado NRC (Noise Reduction Coefficient). En el caso de la espuma arriba mencionada el NRC = 0.90. El NRC es básicamente el promedio de los coeficientes de absorción de ese material a 250, 500, 1000 y 2000 Hz. Esto permite tener un solo dato que, en cierta forma, nos indica de manera general qué tanto absorbe un material con respecto a otro. De cualquier modo, conocer los coeficientes de absorción en cada banda de frecuencias nos permite tomar mejores decisiones con respecto al tratamiento de agudos, medios o medios graves en la reverberación de un recinto.




Comentarios

Artículos Populares