Adentrándonos al mundo de la ecualización de sonido.


ecualizacion, ecualizar, ecualizadores, ecualizando, eq


Dentro del universo del audio, uno de los procesos más populares e importantes es la ecualización. Es a través de la ecualización como podemos mejorar o corregir detalles sonoros que no se pudieron evitar al momento de grabar o capturar el sonido. En este sentido, es muy importante aclarar que la ecualización no debe ser vista como una herramienta "mágica" que tiene que usarse en todo momento, de hecho los "maestros del audio" dirían que siempre es preferible no tener que usar ecualización o usar solo la necesaria.

El nombre ecualizador se refiere a igualar, es decir, su función originalmente era ayudar a igualar el sonido de la señal capturada con el de la señal original debido a las deficiencias que tenían muchos micrófonos antiguos. Es por ello que el ecualizador se usaba, por ejemplo, para aumentar agudos que el micrófono no lograba capturar adecuadamente.

Actualmente los ecualizadores se siguen utilizado de esta manera en el audio profesional, sin embargo, también pueden ser usados para crear efectos especiales como: sonido tipo teléfono, radio antiguo, megáfono, altavoces pequeños, etc. o bien para compensar deficiencias propias de la fuente sonora y no necesariamente de un micrófono, por ejemplo: una persona quiere que su voz suene más profunda de lo que es en realidad y usamos ecualización para agregarle graves y conseguir ese efecto.

Una de las aplicaciones más importantes de los ecualizadores es la de atenuar o filtrar ciertas frecuencias que "ensucian" el sonido. No me refiero necesariamente a quitarle ruido, puesto que para este propósito existen otras herramientas más especializadas de las cuales podemos hablar en otra ocasión, sino a atenuar resonancias y frecuencias que muchas veces molestan al oído (creo que todos hemos escuchado esos platillos o guitarras eléctricas que son muy desagradables o incluso lastiman). En mi opinión, cualquier señal de audio que moleste a nuestros oídos mientras la escuchamos está mal grabada o mal ecualizada, el buen audio debe ser un deleite y una experiencia que nos invite a segur escuchando, ¡no a querer huir de ello! Esto lo menciono sin tomar en cuenta el género musical, pues aunque haya música que sea agresiva en su interpretación, su sonido debería ser claro, definido y potente, pero no desagradable.

Aprender el arte de ecualizar requiere de una buena cantidad de conocimientos especializados y mucha práctica. En este sentido, he publicado un video gratuito donde explico la aplicación de un filtro notch o filtro de aguja. Este es es un tipo de ecualizador que se usa mucho dentro del audio profesional precisamente para atenuar solamente las frecuencias que están ensuciando la señal, pero deja intactas a todas las demás. 


También los invito a que tomen mi curso de ecualización en línea, en donde abordamos con detalle los temas más importantes sobre cómo ecualizar voces, baterías, guitarras, etc. Lo pueden tomar en  alguno de los siguientes sitios:

Una vez inscritos pueden estudiarlo en cualquier momento y tienen disponibilidad de por vida al contenido. ¡Espero les guste y les sea de utilidad!

0 comments:

Post a Comment